Navi Pillay: tres razones contra la pena de muerte

navi pillay pena de muerte

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay (ganadora en 2003 del premio Gruber por los derechos de las mujeres), deploró hoy que en una veintena de naciones todavía se ejecute a las personas, con frecuencia en violación directa de lo que establecen las leyes internacionales. 

En la actualidad 160 países han abolido la pena de muerte, impuesto una moratoria o han dejado de aplicar ese máximo castigo. Pakistán, los Emiratos Árabes Unidos y el estado de Washington, en los Estados Unidos, son los lugares en que se ha decidido más recientemente establecer un aplazamiento o suspender ese tipo de ejecuciones.

En un panel de alto nivel sobre el tema, celebrado en Ginebra, la Alta Comisionada señaló que acogía con beneplácito esos avances, y citó tres razones por las cuales se debería promover la abolición universal de esa pena capital.

En primer término, afirmó, contraviene el derecho a la vida. Éste no puede ser negado por la sed de venganza, enfatizó Pillay.

“La segunda razón para su abolición es una cuestión de finalidad. Aún los países más desarrollados, con sistemas legales robustos y eficientes, con múltiples salvaguardias judiciales, han condenado a muerte a individuos que posteriormente resultaron inocentes. Donde sea que la pena de muerte es implementada existe un alto riesgo de que se ejecute a una persona por un crimen que no ha cometido”, agregó la Alta Comisionada.

La tercera razón, manifestó, es el mito de que la pena de muerte tiene un efecto disuasivo. No hay evidencias de que esa condena desaliente el crimen en mayor proporción que otros castigos, dijo Pillay, y urgió a los Estados que todavía usan ese tipo de castigo a actuar con rapidez para abolirlo.

Y para aquellos que saben inglés, dejamos una conversación de Derechos Humanos de las Naciones Unidas donde discuten un poco de estos temas.

Fuente: Onu noticias.

Alfabetización siglo XXI: reflexión de Adrián Paenza

Quisieramos compartir una nota escrita por el científico Adrián Paenza que pone en discusión qué condiciones se necesitan para la alfabetización actual, Según Paenza, la revolución tecnologica y las TIC’s han llevado al mundo a un nuevo nivel, en el cual solamente saber leer o escribir, no es suficiente. Publicado el 24 del 2013, en Página 12.

Alfabetización siglo XXI, por Adrián Paenza para Página 12.

alfabetizacion digital

Es un momento muy particular del país: entiendo que la noticia principal, tapa de todos los diarios del mundo, sea Bergoglio elegido Papa. De acuerdo. Pero el martes 12 de marzo se produjo un acontecimiento que no vivíamos desde hace más de 60 años: se convoca a un acto en la Casa Rosada para que una presidenta y un ministro de un área que nunca existió anuncien que hay un grupo de personas que está pensando el país que se viene. O, por lo menos, un país posible, el que nos gustaría ser.

Sí. Aunque parezca loco, por primera vez desde que yo recuerde, parece como que nos hemos decidido a que “no nos vaya saliendo ‘país’ a medida que lo vayamos viviendo”, sino que hemos decidido “planificarlo”. Una obviedad: planificar el futuro. ¿Qué país queremos ser? ¿Viviremos toda la vida pendientes de la ganadería y del campo?(1) No reniego de nuestros recursos naturales tradicionales: muy por el contrario. Pero teniendo tanto potencial, ¿podemos seguir dependiendo de si sube o no la soja?

Creo que podemos permitirnos ilusionarnos con algo más, pero para eso hacía falta dar un primer paso, un enorme primer paso, y eso fue lo que anunciaron Cristina Kirchner y Lino Barañao: aumentar el presupuesto de Ciencia y Técnica. Llevarlo del 0,65 por ciento del PBI que se invierte ahora al 1,65 por ciento.

¿Tiene noción usted de lo que significa este anuncio? Lo voy a poner en perspectiva: cuando elegimos presidente en 1999, voté a la Alianza porque –entre otras cosas– en la plataforma figuraba que si llegaban a ser gobierno aumentarían el presupuesto de Ciencia y Técnica de un 0,4 por ciento al 1 por ciento. Es decir, dos veces y media la inversión que se hacía hasta el momento. Yo me lo creí.

Cuatro meses después de la elección, Horacio Verbitsky y yo entrevistamos a Dante Caputo, quien había sido designado secretario de Ciencia y Técnica, el equivalente de lo que hoy es Lino Barañao, pero sin el cargo de ministro, con un rango muchísimo más inferior. Siempre creí que querían premiar a Caputo ofreciéndole algo, y como estaban todos los lugares ocupados y quedó libre Ciencia y Técnica, hacia allá fueron. Pero me desvié. Cuando le preguntamos si el aumento se haría por etapas y de dónde se conseguirían los recursos, Caputo me miró fijo y me contestó (sic): “Pero Paenza, usted sabe que esos números son imposibles. Es mucho dinero. Es un número inalcanzable”.

Es decir, tanto yo como todos aquellos que elegimos leer la plataforma de un partido para saber por qué habríamos de votar a unos y no a otros, fuimos virtualmente “estafados”. Peor aún: Caputo lo asumía con total naturalidad, como quien entiende que el arte de la política es engañar a quienes necesitan seducir para conseguir los votos. Una vez conseguido el objetivo, escaparse con el botín sin despeinarse.

Pero vuelvo al presente. Curiosamente, el anuncio reciente involucra –aproximadamente– multiplicar el porcentaje actual otra vez por 2,5 como en la época de la Alianza. Por supuesto, no sé cuál va a ser el futuro de este proyecto, pero si miramos lo que fue pasando en estos últimos nueve años en el país desde que los Kirchner están al frente del Poder Ejecutivo, tengo derecho a decir que me siento muy confiado. Por supuesto, ahora habrá que implementarlo y, sobre todo, financiarlo.

Continue reading

Osvaldo Bayer: entrevista

Con motivo del cumpleaños de una de las figuras más importantes del periodismo argentino y un ejemplo de rigurosidad teórica y militancia, quisieramos compartir una nota que hicimos hace algunos años, publicada por el Diario Río Negro. Bayer habla de historia, de la importancia de los símbolos, el peronismo y la escritura de la Patagonia Rebelde. Para no perdérsela.

Osvaldo Bayer en su casa en Belgrano.

Osvaldo Bayer en su casa en Belgrano.

Osvaldo Bayer recibe a Río Negro en su casa del barrio de Belgrano. La puerta de entrada tiene un cartel en estilo fileteado que dice “El Tugurio”, sobrenombre que le dedicó Osvaldo Soriano hace ya muchos años. La casa es pequeña y cálida, tiene muchas bibliotecas, manuscritos y fotos. También un patio interno donde Osvaldo se sienta para charlar de historia argentina, el tema que más le interesa y que recorre sus libros, películas, notas periodísticas y conferencias.

Normalmente,  se levanta a las cinco de la mañana (“La mejor hora, una hora de absoluta tranquilidad”), y se pone a trabajar. Desayuna a las ocho y trabaja hasta pasado el mediodía. Después, a la tarde, se dedica a dar conferencias y viaja mucho al interior (“Nunca voy a decir que no, pese a mis 85 años que me canso mucho, pero los docentes me invitan y yo para hablar con docentes y con alumnos sobre temas históricos siempre voy a estar”).

Su esposa, sus hijos y sus nietos viven en Alemania e Italia, producto de los ocho años de exilio que recibió por escribir La Patagonia Rebelde (“Y eso fue terrible, tener que irse del país por escribir un libro. Porque yo no estaba en ningún movimiento político de ningún tipo”) y Osvaldo viaja cuatro meses al año a visitarlos.

¿Cómo fue la investigación para “La Patagonia Rebelde”?

Fueron largos años, pero con una gran satisfacción, cada día encontraba algo nuevo. Sentía esa alegría que le da al investigador histórico encontrar algo nuevo, como testigos que quieren hablar. Y tuve la suerte de que en la provincia de Santa Cruz fui muy apoyado, principalmente por don Jorge Cepernic. Cuando empecé la investigación era un pequeño estanciero (su padre había sido huelguista), y cuando se enteró me llevó en su pequeño Fiat 600 por esos enormes y largos caminos de Santa Cruz. No estaba nada pavimentado y pegábamos unos saltos bárbaros con ese autito, de estancia en estancia. Porque él conocía a los peones que se habían salvado, que no habian sido fusilados, a capataces, a gente de muchos años, y también a los políticos del lugar. Jorge, ya siendo gobernador, nos va a dar muchas facilidades para poder filmar La Patagonia Rebelde. Sin duda, si pudimos filmar esa película fue por el apoyo que tuvimos del gobernador Jorge Cepernic. Cuando falleció hace unos años le dedique una contratapa del diario Página 121. Porque él, por haber apoyado esa película, sufrió seis años de carcel y le fue intervenida la provincia. Él contaba que cuando estuvo en la cárcel, en La Plata, y al cumplir cinco años en la cárcel pasó el director, un coronel, y entonces le Jorge le preguntó: “¿Merezco tanto castigo por haber hecho esas leyes sociales como gobernador? Y el coronel lo miró y le dijo: “No, usted no está preso por las leyes sociales, usted está preso por haber permitido la filmación de La Patagonia Rebelde”. Continue reading

Stephen Hawking: discurso Premio Príncipe de Asturias 1989

Compartimos una reflexión de Stephen Hawking en la entrega del premio Príncipe de Asturias en 1989. Nos parece importante para poder debatir realmente la manera en que seguimos enseñando los contenidos científicos en la escuela, o la representación que tenemos de estos temas en la vida cotidiana.

Pero la ciencia, en la enseñanza escolar, es presentada a menudo de un modo árido y sin interés.

Pero la ciencia, en la enseñanza escolar, es presentada a menudo de un modo árido y sin interés.

Me gustaría decir algunas palabras sobre la consciencia y actitudes públicas ante la ciencia y la tecnología. Nos guste o no, el mundo en que vivimos ha cambiado mucho en el último siglo, y probablemente cambiará aún más en los próximos cien años.

A algunos les gustaría detener estos cambios y volver a lo que ellos consideran una época más pura y más simple. Pero la historia enseña que el pasado no fue tan maravilloso. No fue tan malo, es cierto, para una pequeña minoría privilegiada, aunque también ellos carecieron de los beneficios de la medicina moderna y hasta los partos constituían un alto riesgo para las mujeres. Para la mayoría de la población la vida era sórdida, brutal y corta. Continue reading

Humberto Maturana, entrevista.

Una muy interesante entrevista realizada por el canal chileno Otro Canal, Humberto Maturana nos guía a través de sus estudios, sus investigaciones y la postulación del concepto de Autopoieses, revolucionario para las Ciencias Sociales y Naturales.

“A 40 años de que fuera acuñado el concepto de autopoiesis (que supuso un cambio de paradigma en la biología), conversar con Humberto Maturana es una oportunidad única de dialogar con la fuente de una nueva mirada de la vida y del conocimiento. Recorremos facetas desconocidas de su infancia, su trayectoria pedagógica, su visión de la educación. El país, la comunidad de un científico que denuncia nuestra adicción a la verdad y propone una biología del Tao”.

Mira la entrevista completa: http://www.otrocanal.cl/video/humberto-maturana-una-nueva-mirada-del-vivr

Algunos fragmentos:

La felicidad de la infancia es convivir con los miembros de la familia siendo visto, escuchado, invitado a hacerse cargo de lo que está haciendo.

El niño crece admirando a estos mayores que están ahí, quiere tener presencia en ellos y al mismo tiempo quiere ser guiado por ellos. quieren aprender a hacer bien las cosas que están haciendo. quieren tener la capacidad de actuar desde ellos, quieren jugar, hacer sus cosas y al mismo tiempo tener un espacio de referencia acogedor que los haga pensar sobre las cosas.

Ha sido invadida la infancia….  lo que ocurre ahora con la infancia es que el niño deja de ser niño y pasa a ser un proyecto. no suyo sino de los adultos con los cuales está. se tiene que preparar para el futuro, no vive su presente.

Y yo pienso que lo que tenía de felicidad era que yo no estaba en el futuro, estaba ahí, encantado con lo que hacia, juntar piedras, juntar huesos, me hacía mis propios juguetes. yo no recuerdo estar preparándome para el futuro. estar ahí, estar presente, puede ser el corazón de la infancia.

Los niños en el juego, y vivir puede ser un juego, están en el presente, el juego no es una tarea banal, es estar haciendo lo que se está haciendo con la tensión puesta allí, y no en un posible resultado que uno sepa cual va a ser el resultado, y ese es el bienestar, centrado en si mismo y desde allí escoge. sino uno no escoge, está siempre empujado hacia uno y otro lado y tiene que aparentemente escoger entre proposiciones propuestas por otro. Escoger es cuando las alternativas las propone uno.

“El superhombre viene a ser, como yo lo leía en esa época, el ser autónomo. El ser generador del propio mundo concientemente y por lo tanto, hacerse responsable del mundo que se genera”.

Fuente: Otro canal.