Alfabetización siglo XXI: reflexión de Adrián Paenza

Quisieramos compartir una nota escrita por el científico Adrián Paenza que pone en discusión qué condiciones se necesitan para la alfabetización actual, Según Paenza, la revolución tecnologica y las TIC’s han llevado al mundo a un nuevo nivel, en el cual solamente saber leer o escribir, no es suficiente. Publicado el 24 del 2013, en Página 12.

Alfabetización siglo XXI, por Adrián Paenza para Página 12.

alfabetizacion digital

Es un momento muy particular del país: entiendo que la noticia principal, tapa de todos los diarios del mundo, sea Bergoglio elegido Papa. De acuerdo. Pero el martes 12 de marzo se produjo un acontecimiento que no vivíamos desde hace más de 60 años: se convoca a un acto en la Casa Rosada para que una presidenta y un ministro de un área que nunca existió anuncien que hay un grupo de personas que está pensando el país que se viene. O, por lo menos, un país posible, el que nos gustaría ser.

Sí. Aunque parezca loco, por primera vez desde que yo recuerde, parece como que nos hemos decidido a que “no nos vaya saliendo ‘país’ a medida que lo vayamos viviendo”, sino que hemos decidido “planificarlo”. Una obviedad: planificar el futuro. ¿Qué país queremos ser? ¿Viviremos toda la vida pendientes de la ganadería y del campo?(1) No reniego de nuestros recursos naturales tradicionales: muy por el contrario. Pero teniendo tanto potencial, ¿podemos seguir dependiendo de si sube o no la soja?

Creo que podemos permitirnos ilusionarnos con algo más, pero para eso hacía falta dar un primer paso, un enorme primer paso, y eso fue lo que anunciaron Cristina Kirchner y Lino Barañao: aumentar el presupuesto de Ciencia y Técnica. Llevarlo del 0,65 por ciento del PBI que se invierte ahora al 1,65 por ciento.

¿Tiene noción usted de lo que significa este anuncio? Lo voy a poner en perspectiva: cuando elegimos presidente en 1999, voté a la Alianza porque –entre otras cosas– en la plataforma figuraba que si llegaban a ser gobierno aumentarían el presupuesto de Ciencia y Técnica de un 0,4 por ciento al 1 por ciento. Es decir, dos veces y media la inversión que se hacía hasta el momento. Yo me lo creí.

Cuatro meses después de la elección, Horacio Verbitsky y yo entrevistamos a Dante Caputo, quien había sido designado secretario de Ciencia y Técnica, el equivalente de lo que hoy es Lino Barañao, pero sin el cargo de ministro, con un rango muchísimo más inferior. Siempre creí que querían premiar a Caputo ofreciéndole algo, y como estaban todos los lugares ocupados y quedó libre Ciencia y Técnica, hacia allá fueron. Pero me desvié. Cuando le preguntamos si el aumento se haría por etapas y de dónde se conseguirían los recursos, Caputo me miró fijo y me contestó (sic): “Pero Paenza, usted sabe que esos números son imposibles. Es mucho dinero. Es un número inalcanzable”.

Es decir, tanto yo como todos aquellos que elegimos leer la plataforma de un partido para saber por qué habríamos de votar a unos y no a otros, fuimos virtualmente “estafados”. Peor aún: Caputo lo asumía con total naturalidad, como quien entiende que el arte de la política es engañar a quienes necesitan seducir para conseguir los votos. Una vez conseguido el objetivo, escaparse con el botín sin despeinarse.

Pero vuelvo al presente. Curiosamente, el anuncio reciente involucra –aproximadamente– multiplicar el porcentaje actual otra vez por 2,5 como en la época de la Alianza. Por supuesto, no sé cuál va a ser el futuro de este proyecto, pero si miramos lo que fue pasando en estos últimos nueve años en el país desde que los Kirchner están al frente del Poder Ejecutivo, tengo derecho a decir que me siento muy confiado. Por supuesto, ahora habrá que implementarlo y, sobre todo, financiarlo.

Continue reading

Advertisements

Resumen Manual de Investigación Periodistica, UNESCO.

manual-investigación

“El periodismo de investigación consiste en la tarea de revelar cuestiones encubiertas de manera deliberada, por alguien en una posición de poder, o de manera accidental, detrás de una masa caótica de datos y circunstancias -y el posterior analisis y exposición pública de los datos relevantes”. Jānis Kārkliņš1

 Hace unos días recibimos el Manual de Periodismo de investigación realizado por la UNESCO y escrito por Mark Lee Hunter, y nos propusimos, además de compartirlo para que todos puedan consultarlo, realizar un breve resumen de lo que consideramos que son los puntos más interesantes a la hora de abordar una investigación de este estilo. Metodologías, trucos, consejos, ideas, experiencias de profesionales destacados, hacen de este manual una herramienta imprescindible para todo periodista, estudiante, investigador o aficionado que quiera conocer de qué se habla cuando se habla de periodismo de investigación.

Existe una creencia en la actividad periodística de investigación, acerca de que lo más importante es el hecho de encontrar información relevante. Los autores del Manual Investigación Periodistica, “La investigación a partir de historias” elaborado por la UNESCO, no comparten dicho supuesto. El hallazgo de información no es el tarea central, sino que la tarea fundamental es poder contar una historia. Tal como en otras casos, de nada sirve un buen dato sino puede inscribirse en una narración, que vuelva más interesante el hecho y que nos brinde la información necesaria para comprenderlo.

La historia será el espacio en el cual una metodología de “investigación basada en hipótesis” trabajará a medida que avance la noticia, el documental, o cualquier soporte o género que el periodista elija para abordar el problema. Hasta llegar a los párrafos finales donde se verificará o refutará la hipotesis planteada. Este método (también utilizado en las ciencias sociales, en el trabajo policial o en los negocios), cuenta con el beneficio de la brevedad y síntesis de la idea en una frase, que ahorrará mucho trabajo para la recolección de información, al limitar el tema, así también que será más fácil de comprenderlo por todo el equipo involucrado en la nota, para ser promocionado, acompañado por imagenes o gráfocps, y podrá ser defendido o recordado.

Una suerte de sinopsis que introducirá un conflicto, planteará un interrogante, o bien, como las hipótesis explicativas emitirá un juicio sobre la realidad, afirmando la existencia de una relación entre dos variables. El periodista, entonces, debe ser capaz de poder comprender el tipo de relación que se funda: por ejemplo, de causalidad: “En nuestra ciudad, una mala cocecha trae consigo un aumento de la delincuencia”.

El beneficio de este tipo de metodología (poder definir el conflicto en una línea, emitiendo una juicio) es múltiple. Puede anticiparle al periodista qué tipo de información es pertinente para buscar, a quién debería entrevistar, qué datos duros de la realidad debe conseguir y que organismo estatal u organización se los puede proveer.

Tambièn puede darle un disparador para inciar la nota, con un caso que ilustre el problema, o algun comentario que oye en la gente sobre una experiencia similar, para después ir desarrollando, y justificando ese supuesto.

La investigación por hipótesis, lleva a pensar en la posibilidad de mostrar mostrando el contexto partiendo de lo más pequeño y ser guiados por ese supuesto inicial: en el hipótetico ejemplo que estoy proponiendo, un caso de robo después de una mala cocecha y que los ladrones hayan sido trabajadores rurales, puede servir como disparador, pero siempre debemos tener en cuenta que es sólo un ejemplo y puede ser fruto de la casualidad, o ser un tratarse de un dato cientificamente pobre para después intentar generalizar

Para esto, creemos importante tener en cuenta dos conceptos cientificos, que si bien pueden parecer aburridos, ilustran y dan herramientas muy útiles sobre esta metodología de “investigación por hipótesis”.

Primero, es la llamada falacia individualista. Este concepto hace referencia al daño que podemos generar al hacer afirmaciones sobre grupos tomando percepciones o casos individuales. Esto puede parecer una obviedad, pero se lee todos los días: se toma un caso y se lo generaliza al grupo que se considera que pertenece como si fuera una constante.

Pongamos que esos delicuentes eran realmente ex trabajadores rurales que fueron despedidos y que salieron a robar. Pero no disponemos de otro caso y tal vez, con el objetivo de crear una noticia relevante aventuramos nuestra hipótesis en un titular del tipo: “Los trabajadores rurales consiguieron una nueva ocupación: ahora roban casas”. Estaríamos cayendo, además que en el mal gusto, en una falacia individualista, porque no podemos demostrar los suficientes casos para generalizar al grupo “trabajadores rurales despedidos”.

Esto nos lleva a introducir el segundo concepto, el muy útil y conocido, método inductivo. Utilizaremos una definición que dio Manuel García Morente.

 “Si la deducción parte de un concepto general para extraer de él lo que había contenido dentro de su seno, en cambio la inducción parte de hechos particulares, de observaciones, de experimentaciones, para luego ampliar la validez de estas observaciones, todas ellas particulares y contingentes, y extenderla, darle un ámbito y una validez mucho mayor de la que tenían; no ya mucho mayor, sino universal y necesaria.

Por ejemplo, hemos observado una y varias veces que el calor dilata este cuerpo, aquel cuerpo; esto ocurrió ayer, anteayer, en este laboratorio, en este otro; y he aquí que estos casos de observación directa nos bastan para sobre ellos lanzar una especie de proyectil mental que viene a parar en la proposición absolutamente general, universal y necesaria: el calor dilata los cuerpos.

De este modo, inversamente al movimiento que sigue la deducción, el moimiento de la inducción va de lo particular a lo general2”.

Continuaremos analizando el Manual de investigación periodistica de Mark Lee Hunter en los próximos posts.

1Subdirector General de Comunicacion e Información, UNESCO.
2 Manuel García Morente, “Lecciones preeliminares de filosofía”, Losada, Buenos Aires, 2001.

Memorias cuánticas: investigadora del Instituto Balseiro gana premio “ICO-ICTP Gallieno Denardo”

Fuente: área de comunicación Instituto Balseiro.

pascual winter premio ico-ictp- crdito ictp

                      María Florencia Pascual Winter, en la ceremonia (Crédito ICTP)

Cuando terminó la escuela secundaria, María Florencia Pascual Winter decidió que quería estudiar Ingeniería Química. Pero más tarde se cambió a la carrera de Física. Los dos primeros años los cursó en la Universidad de Buenos Aires, y se recibió de Licenciada en Física en el Instituto Balseiro, en Bariloche. Más adelante completó la Maestría, el doctorado y un posdoctorado, en estadías intercaladas entre Argentina y Francia. En 2013 se estableció en Bariloche. Ahora acaba de recibir, junto a un colega colombiano, un reconocimiento internacional que se otorga a investigadores de países en desarrollo que han contribuido de forma significativa en el campo de la óptica: el premio “ICO-ICTP Gallieno Denardo”.

La ceremonia de entrega del prestigioso premio se realizó el martes 18 de febrero en el Centro Internacional de Física Teórica (ICTP, por sus siglas en inglés) “Abdus Salam”, en Trieste, Italia. El premio fue otorgado en conjunto por el ICTP y la Comisión Internacional de Óptica, y los galardonados fueron la científica argentina y el investigador colombiano, John Fredy Barrera Ramírez, de la Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia. Ambos fueron invitados a realizar presentaciones sobre sus trabajos, en el marco de una escuela de capacitación sobre Óptica y los Fundamentos de la Fotónica que se realiza en esa ciudad durante toda la semana.

María Florencia Pascual Winter es en la actualidad docente de la nueva carrera del Instituto Balseiro: Ingeniería en Telecomunicaciones. Y es investigadora asistente de CONICET en el Laboratorio de Fotónica y Optoelectrónica del Centro Atómico Bariloche. Allí está comenzando una nueva línea de investigación en un tema que intriga a muchos científicos en el mundo: el control de la información cuántica. Más específicamente, la investigadora trabaja en las posibilidades de extender el tiempo de almacenamiento de la información en memorias cuánticas. Continue reading

Alimentos transgénicos: ¿de qué color son las naranjas?

Por Sebastián Arce, para Muchos Mundos.

1. Las“Cis” y “trans”, “inter” e “intra”, de vuelta al latín

Cis es una preposición latina que significa “de éste lado”, ¿De qué lado hablo? Pues, siendo una preposición, del lado en que esté el sujeto de dicha preposición; por ejemplo cismundano significa “que es de éste mundo”. La preposición opuesta a ésta es trans, que significa “del otro lado”. Así, transmundano, dicho aquí, significa “de otro mundo” (de otro que no es éste).

Otras dos preposiciones que conviene conocer para poder encarar el texto que viene son inter, (significa “entre”), e intra, (que significa “dentro”). De este modo, una modificación intergenérica denota un intercambio o transferencia entre dos géneros distintos, una modificación intragenérica denota un intracambio o transferencia dentro del mismo género.

2. Alimentos transgénicos:  ¿Qué son? ¿Por qué existen? ¿Desde cuándo? ¿Por qué se hacen? ¿Para qué sirven?

Un transgénico es, pues, un ser que, de entrada, tiene que poseer material genético. En segundo lugar, su constitución genética tiene que incluir alguna modificación respecto de las especies de sus ancestros (la definición permite una amplitud tal que engloba a todas las especies engendradas por reproducción sexual).

En el presente artículo, me centraré en los casos de modificación genética de lo que consideramos “alimentos”. Cree que es importante ponerlo en relación con una temática más amplia, como es el crecimiento poblacional previsto en los próximos años y el problema aún no solucionado de hambruna mundial.

3. Un poco de historia

La genética aplicada[1] es anterior a Mendel. La selección artificial de plantas que serían usadas como alimentos data de algún momento entre el 12.000 y el 4.000 a.C.

En 1876, tras el descubrimiento de la reproducción sexual en plantas (las leyes de Mendel que la rigen no serían descubiertas por la humanidad hasta el año 1900, pese a haber sido publicadas en 1866), se publicaría el primer cruzamiento intergenérico (es decir, entre dos especies de géneros distintos), que involucraba al trigo (género Triticum) y al centeno (género Secale). Quiero decir, realizado por humanos.

Básicamente, la selección de una planta frente a otra (o la modificación deliberada de una especie valorada como alimento), persigue alguno de estos tres principios. Idealmente, los tres:

–          Obtener un mayor rendimiento agronómico

–          Mejorar la calidad del producto

–          Aumentar la seguridad de la cosecha

La selección y modificación, a su vez, está sujeta a las siguientes características:

–          Acumulativa:  Las nuevas mejoras se suman a las anteriores.

–          Continua, debido a que siempre se exige más: cambios de hábitat; cambios en las técnicas de cultivo; cambios en los mercados compradores; cambios en las poblaciones de fitopatógenos (organismos que causan enfermedades a las plantas)

4. Alimentos que comes todos los días que también son transgénicos

Maíz

Si bien no existe un consenso en la comunidad científica sobre el origen del maíz cultivado actualmente para su consumo, las evidencias mayoritarias apuntan a una especie originada a partir de dos especies de Teosintes (del Nahuátl teōcintli, teōtl: Dios, cintli mazorcas secas de maíz). Continue reading